Que la vida nos sorprenda, que la lluvia no nos pare, que la energía bonita puede con nubes y malos vientos, que el arcoíris siempre llega después de la tormenta. Y así fue una luz dorada invadió el altar y el atardecer en el matri de Lucy y Evan con olor a mar y sal, como nos gusta, El de allá y Ella de aquí, invitados de aquí y de allá, en fin, un Amor sin fronteras.

LUCY & EVAN

Gold-Element-53.png
Gold-Element-53.png